Estoy muy satisfecha con los implantes que me han colocado en esta clínica. Ahora puedo comer manzanas, bocadillos…cosas que no podía desde hace mucho tiempo. Animo a la gente a que haga lo mismo, ya que es lo mejor que he hecho en mucho tiempo. Además el trato recibido ha sido impecable, siempre intentando que me sintiera lo más cómoda posible y resolviendo todas mis dudas sobre el tratamiento.

Carmen Ferreira